Escribe tu email para recibir todas nuestras actualizaciones:

No te pierdas las últimas noticias del mundo del metal en Música Heavy

  • Utiliza nuestro buscador para encontrar lo más duro del Heavy!

  • Clan del Metal! Toda la información sobre el metal que se está forjando
  • From Hell, tienda online punk, rock, heavy, metal, gothic. Las mejores marcas internacionales (Alchemy, Spiral, Queen of Darkness, Bat Attack, Tiger of London, Demonia...) y un amplio catalogo de merchan de bandas.
  • Este blog también pertenece a LMblogs. Ven a conocernos!
    LMblogs, la red del ocio inmediato
     

Crónica del concierto de Johnny Winter. Leganés, 25 Julio 2008

Hola a todos, en esta ocasión, aunque este concierto no es 100% temática Heavy, creemos que puede ser una buena oportunidad para que muchos conozcamos mejor a este increible personaje que es Johnny Winter y que tanto ha aportado a la música del siglo XX. Sin más, aquí tienen. Que lo disfruten!!


25 de julio, Leganés. La tarde se presentaba calurosa y en familia, a la hora de la apertura de puertas apenas había congregados en la puerta del teatro Egaleo una veintena de seguidores, además alguno se pensaba que le estaban timando cuando se dio cuenta que ni en la entrada, ni en el cartel del concierto se anunciaba a Johnny Winter con su nombre real, o lo que es lo mismo, bien escrito, en la entrada ponía Winnter con sus dos pedazo de enes y en el cartel ponía Jhonny con la hache después de la jota, con lo que a alguno que otro le hizo pensar que el tan Winnter ese lo mismo era otro guitarrista y no el original, si no, ¿qué pintaba una leyenda como Johnny Winter tan cerca de su barrio?.

Una vez estudiada la foto de la entrada todos parecieron quedarse tranquilos, un tío que podría ser primo de Gandalf el blanco, de 35 kilos, albino y cubierto de tatuajes sólo puede ser uno, Johnny Winter, the one and only.

Antes de que el tejano apareciese en escena, y mientras iba cayendo la noche en Leganés, pudimos disfrutar del buen hacer de Scott Mckeon, un joven guitarrista británico que tiene en su sonido su mejor y peor aliado.

Lo bueno es que recuerda mucho a Hendrix, que no es moco de pavo. Lo malo es precisamente eso, que recuerda mucho a Hendrix, tanto en su forma de tocar como en sus composiciones originales, pero en general, la banda tocó bien y el publico supo agradecerlo con aplausos a los solos de su líder…pero claro está, nosotros no habíamos ido a ver a un jovencito, sino que queríamos a la leyenda.

Y la leyenda salió a escena, y se puede decir que Johnny Winter estuvo al 35 por ciento de lo que ha sido como guitarrista, lo que pasa es que el 35 por ciento de Johnny Winter es más de lo que pueden dar la inmensa mayoría de los guitarristas de blues rock de la actualidad.

Acurrucado en una silla al frente del escenario y flanqueado por una banda que le puso una buena dosis de tonelaje a los riffs de guitarra del albino, Johnny Winter no se cortó a la hora de ponerse a interpretar el blues rock más duro a base de shuffle y a base de recordar viejos éxitos que él hizo suyos hace muchos años como “Miss Ann”, de Little Richard o “Black Jack” de Ray Charles. Tampoco se cortó a la hora de adentrarse en los viejos clásicos del blues como “It’s all over now”, “Johnny Guitar” o como una impresionante adaptación a su estilo (que apunte Scott McKeon) del “Red house” de Hendrix, a mi juicio lo mejorcito de la primera parte del concierto.

Su potente formación de power trío contó en un par de temas con el apoyo de la guitarra Paul Nelson (mercenario de las 6 cuerdas que ha tocado con medio planeta incluyendo Ozzy y Ánthrax), pero una segunda guitarra ahí arriba sobraba, sobre todo en los dos últimos temas del show, en los que Johnny deleitó al respetable con lo que mejor sabe hacer, tocar con el slide, y es que muy pocos han dado tanto y tan buen uso al famoso tubito de los bluesman como Johnny Winter.

Muchos dirán que está muy mayor, otros que ya no toca ni canta como lo hacía en los 70, otros que su repertorio es muy plano y tiene mucho estándar de blues, y probablemente todos tengan su parte de razón pero señores, ver a Johnny Winter cerrando su concierto interpretando “Highway 61” con su Gibson Firebird colgada al hombro y su slide recorriendo el mástil de arriba abajo, bien vale la espera, los 24 euros de la entrada, el viaje a Leganés y lo que haga falta, y en eso también creo llevar mi parte de razón.

Crónica realizada por Miguel Ángel Ariza